REEA
AQUÍ PUEDES ESCUCHAR ESTE ARTÍCULO

Estudia Derecho 100% VirtualREEA

El Valle es un corregimiento del municipio de Bahía Solano, es uno de los corregimiento más grande que tiene el departamento del Chocó, es un lugar turístico con playas lindas. Sus habitantes viven de la pesca, el turismo y la agricultura (siembra del arroz, el maíz, el plátano y entre otros frutales). Soy de ese paraíso tropical.

El Valle cuenta con dos instituciones educativas, la Escuela Normal Superior Santa Teresita (donde estudié), y el Instituto Técnico Agrícola.

Hoy les voy a hablar del paisano José Amador Murillo, un joven profesor que hace una linda labor, de la cual les contaré a continuación. Desde ya creo que a este tipo de iniciativas, el Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de las TIC, la Gobernación y empresas deberían darle la mano.

José Armando Murillo es del Valle, se graduó en la Normal Superior Santa Teresita en el año 2018, y por falta de oportunidad de empleo, no ha podido ejercer como él quisiera la docencia. Desde 2019 le ha tocado hacer reemplazos (licencias), a muchos docentes desde grado preescolar hasta el grado quinto.

Pero son más las ganas y el amor de ejercer como docente que este joven tiene, que no se quedó quieto e inició un proyecto educativo, al cual se vincularon otros 3 jóvenes soñadores que, al igual que él, no han tenido oportunidad en la carrera docente, pero aman ser profesores.

José notó que se presenta un bajo rendimiento académico en ambas Instituciones Educativas del pueblo, y para aportar en la disminución del bajo rendimiento, pensó en crear una escuela de refuerzo.

“He visto que en ambas instituciones educativas hay un bajo rendimiento académico en nuestros niños”. dijo José

Resulta que en la comunidad hay una infraestructura educativa abandonada (escuela vieja), lugar que tiempos atrás se dictaban clase a niños del nivel de primaria, los jóvenes docentes egresados de la misma Normal Santa Teresita, decidieron solicitar el lugar y poder emprender su proyecto educativo. Iniciaron a hacer actividades, ventas como arroz con leche, rifas y demás, con el objetivo de recolectar fondos para iniciar el proyecto.

“Muchos padres no terminaron, no culminaron su etapa educativa, algunos niños son criados por abuelos, abuelos que no tuvieron la oportunidad de llegar a un plantel educativo, muchos no saben leer ni saben escribir. Ese bajo rendimiento académico se da también, porque algunos padres de familia trabajan desde las 6 de la mañana y llegan a las 7, 8 de la noche, cuando llegan están cansados y no les da tiempo de revisar las tareas a sus niños”. agregó José Amador

En 2023 cobraban por cada niño, 130 mil pesos, para darle oportunidad de trabajar a muchos normalistas del pueblo egresados de la misma Normal. Pero no fue fácil, ya que algunos padres no pagaban por su condición económica, pero lo que José y sus compañeros querían era enseñar, ayudarles a los niños de su comunidad, a rellenar esos vacíos académicos que presentan en las áreas como matemática, español.

Jose siente que de esa manera contribuyen en el pueblo, en su corregimiento.

Pero el esfuerzo ha valido la pena, hoy cuentan con 5 aulas ya habilitadas, cuentan con 135 niños, y no cobran esos 130 mil, sino 25 mil pesos, para pagar el mantenimiento de la escuela.

En todos a aprender hacen falta sillas, tableros acrílicos, recursos didácticos, televisores, computadores, video beam e impresora que les ayude a fortalecer la escuela de refuerzo, por ahora les toca del bolsillo para algunas cosas.

“Esto lo hacemos como algo social, somos maestros comunitarios, nos nace”. Amador

La administración municipal de Bahía Solano les ha hecho algunos aportes (madera para arreglar el techo, cemento, pintura y entre otras cosas), las cuales le han ayudado para embellecer y brindar seguridad.

Estos jóvenes piden apoyo del Gobierno, empresas, ONG, personas naturales en todo el territorio nacional e internacional para que le den una mano, y ayuden con el proyecto que crece y presta un servicio social en la localidad del Valle Chocó.

No queremos que este proyecto, solamente se trabaje este año, sino que continuemos el otro año, el próximo y más adelante”. dice José Amador

La escuela de refuerzo “Todos a Aprender” ha ampliado la cobertura y hoy cuenta con una profesora de preescolar, estos jóvenes educadores lo que quieren evitar a toda costa, es que los niños de su comunidad sigan siendo presa de la guerra.

“Hemos abierto cobertura al grado preescolar, nosotros no queremos que en el corregimiento el Valle, nuestros niños sean más víctima de la guerra, de la violencia que se vive en Colombia. No queremos que nuestros niños el día de mañana se retiren, vayan a coger malos pasos. Que nuestras niñas no se vean en las calles, no queremos que sean víctimas del alcoholismo, que consuman sustancias psicoactivas. Queremos ayudar a evitar el embarazo a temprana edad”. puntualizó Amador

Los padres de familia están contentos, demasiados contentos y queremos que el Estado, la nación nos ayude a sacar este proyecto adelante” dice el joven

“No queremos que nuestros niños se metan a grupos, que no lleva a nada bueno. Creemos que nuestros niños son el futuro del mañana, queremos que nos representen en todas esas áreas que le competen a Colombia. Yo sé que con la ayuda de todos podemos transformar un mejor Colombia, un mejor país, un mejor corrimiento”. Finalizó diciendo José Amador Murillo.

Me llena de orgullo que estos paisanos, egresados de mi Normal lideren tan hermoso proyecto, LOS FELICITO y espero que desde hoy se les abra muchas puertas.

Para contacto con el profesor Jose Amador Murillo: +57 314 569 71 47 (tiene whatssAp).

Recibe Infomación de este medio en tu Correo
Artículo anteriorPresidente Petro celebra decisión de Fecode
Artículo siguienteICBF Restablece Derechos de Niña Víctima de Violencia Sexual en Institución Educativa

1 COMENTARIO

  1. Mi nombre es Fradejllys Andrade Sanclemente
    Licenciada en ciencias sociales especialista en gerencia de servicios sociale termine una maestría en ciencias de la educación, me interesa la oferta tengo ocho años de experiencia como tutora y cinco años como docente catedrática de la universidad de del Choi

Los comentarios están cerrados.