AQUÍ PUEDES ESCUCHAR ESTE ARTÍCULO

Los profesores piden al Gobierno Nacional que Cosmitet no preste más los servicios de salud en Quindío por su demora en entrega de medicamentos y citas.

10 licitaciones para encontrar nuevos operadores que presten la atención médica al magisterio en las 10 regiones del país, llevadas a cabo por el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio Fomag, adscrito al Ministerio de Educación, de Trabajo y de Hacienda fueron pausadas por un presunto caso de corrupción, y opiniones de los docentes en el Quindío, quienes son los directamente afectados, están divididas.

Desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Quindío están de acuerdo con la medida que tomó el Gobierno Nacional presidido por Gustavo Petro Urrego de suspender el proceso licitatorio y prorrogar los contratos actuales, ya que llevan una larga lucha de varios años denunciando los niveles de corrupción.

Según el fiscal del Suteq Héctor Elías Leal, “incluso la Contraloría General de la Nación encontró aquí la acción popular donde Cosmitet salió condenado y la Fiduprevisora salió condenada y con eso han hecho ‘gárgaras’ la secretarías de educación, el Ministerio de Educación, la Fiduprevisora y Cosmitet”.

Estudia Derecho 100% VirtualREEA

Explicó que a raíz del paro de salud el 30 de septiembre el presidente de la República comprendió que había un problema, “y este es un tema meramente de corrupción porque el modelo de salud con más plata en Colombia es el modelo de salud nuestro, de hecho la contratación que debe iniciar este año vale $ 13.5 billones y esto no puede seguir siendo entregado como se venía entregando”.

Justificó su postura diciendo que pese al pago multimillonario las personas no reciben sus medicamentos y no les asignan citas con especialistas, es decir, “ la plata de nosotros no se está viendo y a buena hora nosotros estamos de acuerdo con que el gobierno intervenga, no como los otros que han mirado a otro lado mientras la plata no se ve y nos toca estar haciendo paros, plantones, tutelas, quejas y veedurías”.

Dijo que lo más conveniente sería sacar una nueva licitación pública y qué Cosmitet salga del departamento del Quindío ya que no están de acuerdo con la posibilidad de que vuelva a ganar la licitación.

Por su parte, la profesora Olga Sabogal concordó con lo dicho por el fiscal del Suteq, asegurando que “la mayoría de los maestros” desean que participen en la licitación otras empresas, ya que con Cosmitet el servicio de salud no es prestado de la forma adecuada.

“En mi caso personal, yo tengo tres cirugías de riñón y en una de tantas que me hicieron me internaron durante varios días porque me infecté y los médicos me dejaron pegada a una máquina, ese día tuve que llamar a alguien de Suteq para que me ayudara”.

En contra de la suspensión de licitación

Por otro lado, otra docente del departamento no está a favor de la decisión desde el Gobierno Nacional, pues considera que las citas médicas y con especialistas se van a demorar más tiempo y va a ser más difícil acceder a las citas de alta prioridad y exámenes, “los pacientes de enfermedades de alto costo como las huérfanas o enfermedades que requieren medicación especial son los que más sufren” comentó con preocupación la maestra.

La profesora afirmó que lo que requieren es que se contrate un prestador del servicio de salud que dé una atención de calidad, “ por ejemplo, yo soy diagnosticada con trastorno de vértigo paroxístico estacionario, que es una clase de vértigo que molesta en algunos momentos de mi vida cuando estoy durmiendo, me volteo al lado derecho y el efecto colateral es un trastorno del sueño, o sea, no puedo dormir. la medicación que yo necesito la tuvieron retenida por motivos que no entiendo y una radiografía de columna la requería en abril y apenas me la hicieron hace 20 días”.

Por lo anterior dijo que lo que hace el Fomag con Cosmitet es retrasar los procesos médicos de las personas.

Finalmente, lo más pertinente según la docente es que mientras es analizado el presunto caso de corrupción los maestros tengan un cambio del prestador del servicio de salud o que se evalúe una medida alternativa para mejorar la calidad del servicio de salud.

Fuente: El Pulzo

Recibe Infomación de este medio en tu Correo
Artículo anteriorRadican proyecto de ley para promover la salud mental en el sistema educativo colombiano
Artículo siguienteDocentes podrán acceder a doctorados, maestrías y especializaciones gratuitas
@EstudiantilRed
César Asprilla Fundador y Director de la REEA, Magister en Gestión de las Tecnologías Educativas. Fans Page https://www.facebook.com/ceasmu1/ Contacto: +57 3006928728