La dirigencia sindical: del discurso a la indiferencia – Final inesperado

0
258
#Publicidad Red Emisora Estudiantil de AntioquiaL: / 🤝 Únete a nuestro Canal en Telegram, https://t.me/RedEmisoraEstudiantil y recibe Noticias del Sector Educativo 🙏🏾👍🏾 / Quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728



Aquí puede escuchar este artículo

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la #REEA


En medio de la difícil situación que atraviesan las y los maestros provisionales en donde fuimos declarados insubsistentes más de 400 docentes el pasado 16 de febrero en el departamento del Tolima y en donde se han denunciado varias irregularidades y a la fecha, a excepción de Martín Hernández y el Fiscal Cañas de Aló Maestro, ningún miembro del comité ejecutivo de Simatol se ha pronunciado al respecto.

Es inconcebible que está semana el CE de Simatol haya sacado comunicados y haya realizado programas institucionales en los cuales en ninguno de ellos se ha mencionado este tema como una problemática que es de injerencia directa de sus funciones.

Recordamos que dentro de las irregularidades están:
-Docentes provisionales que perdieron sus empleos sin siquiera sus plazas encontrarse ofertadas.
-Docentes provisionales que al hallarse en concurso y al no ser posesionados aún perdieron su continuidad laboral afectando sus prestaciones sociales.
-Docentes provisionales que por reten social solicitaron justamente su reubicación y a quiénes ni siquiera les respondieron dichas solicitudes y fueron retirados sin consideración alguna.
-Docentes provisionales de concurso que a la fecha no se han podido posesionar y quiénes no encuentran respuesta de parte de la entidad territorial a sus dudas, inquietudes y problemas.

Si nuestros directivos docentes no se pronuncian frente a un atentado directo a los derechos laborales como este entonces.


¿Qué hacen en la dirigencia sindical?
¿Acaso la razón principal por la cual nos afiliamos a un sindicato no es buscar una defensa férrea en momentos en que vemos que nos cometen una injusticia laboral como está?


Con tristeza uno de los compañeros provisionales más lesionado por esta situación me comentaba:
yo me afilié hace 15 años al sindicato porque en ese momento un dirigente sindical me dijo afiliese que en cualquier momento pierde el trabajo injustamente y va a necesitar al sindicato. Ese día llegó y hasta ahora Simatol no ha movido un dedo por ayudarnos.


Es el momento de reflexionar acerca de cuáles son las funciones prioritarias que debe tener un sindicato y si realmente la dirigencia actual cumple con esas funciones.


Algunos dicen es que el sindicato no sirve para nada y se equivocan tremendamente porque el sindicato no son 15 dirigentes, el sindicato somos cada uno de sus afiliados, una unidad beligerante e inamovible. El sindicato somos las y los maestros que rozamos el zapato contra el asfalto sin vacilar y aún contra las inclemencias y las vicisitudes que nos sucedan. Desafortunadamente en este país nuestra dirigencia sindical en su mayoría, porque no son todos, han optado por tomar la lucha sindical como un botín para la búsqueda de beneficios personales y donde además la usan como catapulta para sus proyectos políticos propios. De ahí que ese comportamiento refuerce la idea, gestada desde el seno de la injuriosa ideología neoliberal, de que el sindicato no sirve para nada.


Desde nuestra subdirectiva sindical siempre hemos criticado el actuar pasivo y algunas veces servil de la dirigencia de nuestro sindicato y hemos recibido vehementes contestaciones a estas críticas de parte de los compañeros dirigentes, los cuáles con su discurso nos contradicen pero con la parsimonia de sus acciones ratifican porqué son cuestionados. De ahí que desde las bases nos planteemos el interrogante.

¿Qué es más importante decir o hacer?

Nuestra invitación a l@s compañer@s docentes de base es a no actuar de forma impulsiva y sindicalmente inmadura aduciendo que ante estas situaciones la solución es salirse del sindicato. No, aquí el problema, repito, no es el sindicato sino su dirigencia y recordemos que la dirigencia la escogemos nosotros mismos ( de ahí la importancia de elegir bien ). El llamado debe ser a engrosar masivamente las filas de nuestras organizaciones sindicales. A ser críticos constantes y proponentes asiduos dentro de estas. A no pedir favores sino a exigir a nuestros dirigentes que cumplan con sus funciones. A no esperar que unos pocos tomen la iniciativa sino a empezar a tomar acciones para recuperar las perdidas premisas donde se sabía al sindicato de tod@s y para tod@s.


Que está sea una reflexión y un llamado de atención a la dirigencia sindical en un momento coyuntural en el que se necesita recordar el porqué es importante para los trabajadores el pertenecer a un sindicato.


De la misma manera invitar a quienes conformamos las bases sindicales a tener empatía recíproca con nuestros compañeros y compañeras que pasan por diferentes situaciones. Pero no sólo pedir empatía para mí sino responder de igual forma, de eso se debe tratar el compañerismo sindical.

El llamado es a reconocernos iguales en esta ardua y constante lucha como obreros de la educación.

¡Siempre críticos y propósitivos!

Saludo cordial,

Herley Urueña Pérez
Presidente Subdirectiva Sindical
AN, JEG,B & SP
3118609649

Recibe Boletines y Ofertas en tu Correo Electrónico
#Publicidad Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728