AQUÍ PUEDES ESCUCHAR ESTE ARTÍCULO

Debido a la fiesta del maestro el 15 de mayo pasado, extendida en el tiempo y en los espacios de las organizaciones escolares, se ha dicho bastante sobre el rol de los docentes en el sistema escolar.

Por: El Nuevo Día

El docente es el factor esencial y el más destacado en el logro de la calidad educativa que tanto se reclama. Un segundo factor de calidad, es el currículo, porque a través de éste se define y desarrolla cuanto los estudiantes aprenden (en la ejecución de planes y programas) a través de procesos de enseñanza.

Una vez más, aprender y enseñar, son componentes que tienen alta dependencia del desempeño de los docentes y directivos docentes, de ahí la importancia de estos actores educativos.

Estudia Derecho 100% VirtualREEA

La Unesco, en un documento de junio de 2022, titulado ‘Transformar juntos la educación para futuros justos y sostenibles’, propone cinco direcciones hacia donde se debe dirigir el cambio que se reclama en los diferentes componentes de los sistemas escolares, uno de ellos es “apoyar a los docentes para que creen una educación transformadora, invirtiendo en una enseñanza que fomente la cooperación y la solidaridad”.

Un concepto que ha tomado mayor arraigo es el de transformación y el de cambio. Se han construido suficientes textos y discursos en torno al tema.

Si se admite que la micropolítica escolar es la apropiada para entender de qué manera la política está presente en todos los ámbitos, una de las opciones es la de recurrir a este modelo y enfoque teórico para tener en cuenta sus componentes: el poder, la diversidad de metas, las disputas ideológicas, el conflicto, los intereses y la actividad política, en palabras de Ball (1989, citado por Rojas Oviedo y Sánchez Buitrago, 2020). Conceptos válidos para entender el sistema escolar.

Tomemos el concepto de poder ¿quiénes tienen el poder y la autoridad en nuestro sistema escolar? El poder está distribuido en múltiples organizaciones y actores sociales, porque la Constitución del 91 establece que la comunidad debe intervenir en la dirección de los establecimientos educativos.

El Estado colombiano ha construido su propio modelo organizacional para atender la educación. De tal manera que la autoridad central se ejerce en el Ministerio de Educación Nacional porque la financiación del sistema escolar oficial lo cubre la nación. Algunos aspectos se delegan en las entidades territoriales certificadas pero igualmente la responsabilidad central de cuánto aprenden y cómo se enseña a los estudiantes, depende de cuanto se haga en las instituciones escolares oficiales y en los colegios privados.

Pero hay actores sociales que no aparecen expresamente en los organigramas, siendo que ejercen poder e inciden significativamente en el funcionamiento de los establecimientos educativos. Me refiero al sindicato y la organización gremial del magisterio, la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), con más de 270.000 afiliados en todo el país.

Fecode y los sindicatos filiales que en el caso del Tolima es Simatol, tienen poder e inciden altamente en el funcionamiento del sistema escolar. Sus directrices y enfoques políticos no siempre coinciden con las del gobierno.

¿Cuántos paros y movilizaciones de maestros afiliados a Fecode- Simatol han cambiado la marcha de los establecimientos educativos estatales, cuando han declarado paros o jornadas de protesta?

15 años de Carlos Rivas en la dirección sindical del magisterio

Carlos Enrique Rivas Segura, hasta ahora es el presidente actual de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), organización sindical gremial de segundo grado, a la vez filial de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la central sindical más grande en el país, con 700 sindicatos, entre ellos Fecode.

Rivas Segura ha completado 45 años de ejercicio docente y en este tiempo ha cumplido funciones como líder sindical, particularmente, como presidente del Sindicato de Maestros del Tolima (Simatol) durante cinco años, después de haberse desempeñado igual cantidad de tiempo como integrante de esta organización, después llegó hasta la presidencia de Fecode en el 2013, durante 10 años, porque los resultados de las elecciones sindicales realizadas el viernes 26 de mayo pasado, han elegido a nuevos directivos en Fecode y en Simatol. 

Es profesional de la docencia, abogado y adelanta estudios de doctorado en Pedagogía Crítica. Se puede afirmar que es un profesional  destacado del magisterio colombiano, de origen tolimense.

Sus actuaciones en las organizaciones sindicales han sido importantes en el logro de reivindicaciones de derechos de los maestros, negociaciones que han tenido lugar en  los dos períodos presidenciales de Juan Manuel Santos, el cuatrienio de Iván Duque y los meses transcurridos del gobierno de Gustavo Petro. Su formación académica y experiencia sindical, se manifiestan en cambios de concepciones y prácticas de negociación distintas: “Los dirigentes sindicales hemos sufrido una metamorfosis. Hay una ruptura en la dirigencia sindical”, dice.

Reformas educativas que apoya Fecode

“Fecode ha realizado una gran lucha por la reforma del Sistema General de Participaciones hacia el cierre de brechas en la educación. Quedó en el plan nacional de desarrollo e incluye el preescolar de tres grados, como educación inicial.

“La reforma del SGP, debe ser consultada con gobernadores, alcaldes y otras organizaciones para presentar un acto legislativo al Congreso, no podemos seguir haciendo reformas a la norma sino una transformación constitucional profunda”, precisó Rivas.

E.N.D.: ¿Cree usted que el presidente Petro le dará atención preferencial a la educación?

Carlos Rivas: “Esperamos suficiente atención a la educación pública en este gobierno. Al presidente le hemos dicho en los encuentros que hemos tenido con él que le dé prioridad a la educación preescolar, básica y media. Esperamos que atienda las peticiones de Fecode, pero mantendremos nuestra autonomía.

“Creemos que este gobierno va a privilegiar la educación y de no hacerlo tendríamos que hacer lo que hemos hecho los trabajadores, defender la educación pública porque es un patrimonio de los colombianos”.

E.N.D.: ¿Para usted cuál ha sido el presidente que le ha puesto mayor atención a la educación?

C.R.:“Quizás fue en el gobierno de Samper en el cual se dieron mayores garantías a los docentes.

En el gobierno de Santos hubo logros para la educación pública, en la mejora de las condiciones laborales de los docentes, una mayor inversión en la educación pública”.

Las siete brechas educativas

El presidente de Fecode tiene sus propias referencias e interpretaciones sobre el momento que vive la educación colombiana y el magisterio en particular.

Para Rivas, son siete las brechas educativas sobre las cuales se debe actuar para transformar la educación. La propuesta es la de lograr un Proyecto Pedagógico Alternativo de largo aliento. Es una propuesta que se ha planteado a través del Movimiento Pedagógico, “hay que hacer una revolución educativa en la que las instituciones escolares no se dediquen a preparar a los estudiantes para diligenciar pruebas tipo Saber del Icfes.

“Hay que hacer una revolución pedagógica educativa para que el estudiante aprenda a pensar, aprenda a razonar con la pedagogía crítica y pueda incorporar las tecnologías en su proceso de formación”.

La propuesta de Fecode, que se espera se siga desarrollando con los nuevos directivos elegidos el viernes 26 de mayo, gira en torno a la intervención sobre siete brechas educativas que Rivas resume así:

1.Brecha en accesibilidad porque hay 2.500.000 estudiantes por fuera de las aulas, este año perdimos 500.000 estudiantes, un millón 200.000 son de preescolar.

2. La segunda brecha es la canasta educativa, es todo lo que tiene que ver recursos, con el pago de maestros y personal administrativo, transporte escolar y resolver los problemas internos de las instituciones educativas, todo lo que tiene que ver con calidad educativa, con la conectividad, laboratorios, etc.

3. La jornada única. Fecode está de acuerdo con que haya una jornada única pero no para hacer más de lo mismo, no es para dictar clases: jornada de 20 horas en preescolar, 25 en primaria, 22 en básica y media. El resto del tiempo es para la oferta de alimentación, que haya escenarios deportivos y culturales. La jornada única debe ser para hacer arte,  cultura y  deporte con personal especializado.

4. La cuarta es infraestructura. Se requerirán unas tres reformas tributarias para atender los requerimientos de infraestructura. Es un caos la realidad de las instituciones educativas.

5. La quinta es la de relaciones técnicas. El número de estudiantes por docente, en la zona urbana debe ser de 20 estudiantes por docente, 15 en lo rural. Pero que esa relación sea flexible. Si el docente tiene 40 estudiantes en el aula, no tiene la oportunidad de dialogar con los estudiantes.

6. La sexta es la educación rural. Las escuelas rurales están en abandono.

7. La séptima es la brecha digital. Hemos encontrado una desidia en el gobierno. Las tecnologías de la información son las que permiten la relación con el mundo.

Recibe Infomación de este medio en tu Correo
Artículo anteriorMinEducación y Distrito avanzan en compromisos para ampliar la planta docente
Artículo siguientePublicación resultados preliminares de la etapa de VALORACIÓN DE ANTECEDENTES VA – ZONAL RURAL, Directivos Docentes y Docentes.
@EstudiantilRed
César Asprilla Fundador y Director de la REEA, Magister en Gestión de las Tecnologías Educativas. Fans Page https://www.facebook.com/ceasmu1/ Contacto: +57 3006928728