#PublicidadREEA
Aquí puede escuchar este artículo

A pesar de que los médicos le advirtieron sobre su delicada situación, él continuó con su labor.

Ni la pandemia del nuevo coronavirus ha hecho que las personas pierdan el amor por lo que hacen, por eso, muchos profesionales han seguido ejerciendo sus labores y oficios pese a las limitaciones de la contingencia sanitaria.

Un ejemplo de esto son los maestros, quienes se han adaptado a la virtualidad y han continuado dictando clases a pesar de la cuarentena impuesta en casi todos los países del mundo.

Varios han sido los casos de entrega a la docencia que han sobresalido y el más reciente es el de Alejandro Navarro, un profesor en Estados Unidos que ejerció su labor hasta poco antes de morir.

Al saber que iba a ser ingresado a urgencias por un padecimiento distinto a la covid-19, el profesor Navarro empacó su computador para poder avanzar en la calificación de los exámenes de sus alumnos desde el centro médico.

La historia se ha vuelto viral en redes sociales luego de que Sandra Vanegas, hija del docente, la compartiera a través de su Facebook para rendirle tributo al gran profesional que fue su padre y mostrarle al mundo la devoción hacia su labor, incluso durante sus últimas horas de vida.

Junto a una foto en la que se observa al académico postrado en una cama de hospital con el computador portátil sobre su regazo, escribió: “Este es mi papá, Alejandro Navarro, el día antes de que falleciera, preocupado por finalizar las notas para los informes de progreso de sus alumnos”.

This is my dad Alejandro Navarro, the day before he passed away, worried about finalizing grades for progress reports….

Publicado por Sandra A. Venegas en Jueves, 17 de diciembre de 2020

“Los doctores iban y venían para verlo. Le hicieron varios exámenes. Él contestó todas sus preguntas y continuó entregando calificaciones”, añadió Sandra, quien recordó que la última vez que lo vio, previo al momento de la foto en el hospital, fue el pasado 4 de diciembre, aún ocupado con su trabajo pese a su deteriorada salud.

Alejandro Navarro pasó sus últimas horas de vida calificando exámenes.
Foto: Facebook Alejandro Navarro

La última vez que lo vi pasó las dos horas que estuve en su casa trabajando. Ojalá hubiera cerrado su portátil y disfrutado de pasar tiempo con él”, indicó.

Sandra es madre de dos hijos y vive en Del Rio, ciudad en el estado de Texas. Al igual que su progenitor, es docente y trabaja en la escuela pública San Felipe Del Rio CISD.

De este modo, entiende la loable labor de los profesores e invita a quienes la ejercen a no normalizar el trabajo después de horas, pues, según sus palabras, “eres reemplazable en el trabajo. No eres reemplazable en casa”.

“Los profesores dedican tantas horas extras, horas que muchos no se dan cuenta. Incluso durante una pandemia, incluso durante una crisis de salud, los profesores se preocupan por cumplir sus funciones. Si estás casado con uno, ayúdales a establecer límites. Si eres la hija / hijo de uno, no dejes que trabajan una vez que estén en casa. Sé amable con tus maestros”, concluyó Sandra en su publicación, que ya cuenta con más de 78.000 compartidos y 24.000 ‘me gusta’.

Recibe Boletines y Ofertas en tu Correo Electrónico
#Publicidad
REEA
Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728