Espacio Publicitario Disponible
Aquí puede escuchar este artículo

La Secretaría de Educación de Norte de Santander anunció inversiones para adecuar escuelas y colegios.

Las declaraciones de la secretaria de Educación Departamental, Laura Cáceres, sobre el regreso a la presencialidad bajo el modelo de alternancia, fueron rechazadas por organizaciones sindicales y asociaciones de padres de familia, al considerar que no están dadas las condiciones para que los estudiantes vuelvan a las aulas de clase.

En un audio que circuló entre la comunidad educativa, Cáceres les dice a funcionarios de las diferentes secretarías de Educación de los municipios, que “ya no es que si los rectores y directores quieren iniciar en alternancia, sino que deben cumplir con todo lo necesario” para que este modelo se implemente.

Carlos Ballesteros, presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia (Confenalpadres), en un mensaje a la secretaria de Educación le dice que están en desacuerdo con la imposición que ese despacho, el Ministerio de Educación y demás autoridades quieren imponer frente a la alternancia. “Ustedes olvidan que los padres de familia, cuidadores y tutores somos quienes debemos impartir la aprobación si deseamos o no que nuestros hijos vayan a las instituciones”, advierte.

Leonardo Sánchez, directivo de la Asociación Sindical de Institutores de Norte de Santander (Asinort), manifestó que se debe hacer un estudio y un diagnóstico de las plantas físicas, infraestructura, el componente pedagógico, la financiación de la educación en cada institución y en prevalencia la salud y la seguridad en el trabajo. “Si esos elementos se estudian, seguramente van a mostrar que no están dadas las condiciones para el  retorno a clases presenciales, más cuando se perfila el tercer pico  de la pandemia”, consideró.

Ángel Suárez, presidente de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas de Norte de Santander (Eduprinort), dijo que la organización gremial considera que es demasiado riesgoso convocar a los estudiantes a clases presenciales en alternancia.

“Se debe ir con calma y esperar a que se den las mejores condiciones para poder regresar en presencialidad, con todas las garantías, principalmente el derecho a la vida de los estudiantes y la comunidad educativa”, planteó.

Laura Cáceres le dijo a La Opinión que Norte de Santander viene avanzando en el proceso de alternancia desde 2020, para lo cual se han hecho varias reuniones con rectores y directivos docentes de las instituciones educativas y con los alcaldes, con el acompañamiento del gobernador Silvano Serrano.

En la última reunión participó el Ministerio de Educación, cuyos delegados hicieron algunas precisiones importantes y les dijeron a los padrinos y madrinas que han venido desarrollando un trabajo de más de tres meses, así como a los rectores, que la indicación es que ya se debe empezar a mostrar si realmente las instituciones tienen o no las condiciones para iniciar la alternancia.

“En el audio que circuló lo digo claramente, que no se trata de decir solamente no voy a la alternancia, sin demostrar el por qué. La idea es que los rectores y directores digan, por ejemplo, que no pueden hacerlo porque no tienen agua, las baterías sanitarias y no cuentan con las condiciones necesarias”, señaló la funcionaria.

La Secretaría de Educación va a llegar con los recursos que envió el Ministerio, como tapabocas, lentes para los docentes y vestuario para el personal administrativo, lavamanos portátiles y fijos, tanques de desinfección, y con  personal de servicios generales.

Fuente: La Opinión

Recibe Boletines y Ofertas en tu Correo Electrónico
#Publicidad Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728