Maestros aplauden la reubicación de plazas

0
306
Aquí puede escuchar este artículo

Los profesores se mostraron agradecidos de no perder sus empleos pero siguen inquietos al no tener certeza de su nuevo rumbo tras la decisión anunciada por el gobernador Silvano Serrano. 

Un ‘salvavidas’ laboral recibieron 116 maestros del área rural del Catatumbo, quienes perdieron o no se presentaron a las pruebas que les permitía lograr una plaza en estos municipios y veredas afectadas por el conflicto armado, mismos donde se han dedicado a compartir sus conocimientos con los niños, adolescentes y jóvenes durante más de dos décadas. 

Los profesores que ya se habían declarado afectados por el Decreto Ley 882, el cual los dejaba por fuera de la planta docente de Norte de Santander, y tras meses de peticiones, marchas y diálogos con la Gobernación, no lograron una prueba diferencial a la del resto del país y tuvieron que presentarlas junto a cientos de sus colegas interesados provenientes de otras ciudades. 

“En estos casos hay que agradecer la disposición que tuvo el gobernador Serrrano de escuchar el ‘clamor’ de los docentes. Sin embargo, el Ministerio de Educación y la Comisión del Servicio Civil no garantizó el respeto al acuerdo de paz, ni fueron flexibles. Prueba de ello, es que el concurso estuvo abierto para más de 7.000 interesados para las plazas que eran un poco más de 500”, destacó el docente Hugo Cárdenas, fiscal de la Asociación Sindical de Institutores Nortesantandereanos (Asinort).

A su vez, se pidió respeto para los nuevos maestros que llegan a ocupar estos cargos y garantías para su protección personal. 

CONVOCATORIA DOCENTE 2021

“Queremos extender la petición a la comunidad del Catatumbo para que acepte a los docentes que llegan, porque ellos cumplieron con legalidad y deben ser admitidos. Nosotros queremos enfatizar que debemos proteger a todos los profesores por igual”, recalcó Cárdenas. 

Minimizar el impacto

Una de las preocupaciones que tienen los educadores que estaban en provisionalidad dictando clases de bachillerato, es su rumbo incierto dentro de la zona rural de Tibú, El Carmen, Sardinata, San Calixto, Convención, Teorama, El Tarra y Hacarí, pues no podrán elegir su reubicación. 

Para el pedagogo Pedro María Ramírez, quien además es líder de los profesores del Catatumbo y director del Centro Educativo Rural Kilómetro 15 del municipio de Tibú, este paso es calificado como un logro pero con la incertidumbre por el futuro de sus compañeros. 

“La otra semana ya se verán materializadas las reasignaciones que dijo el gobernador Silvano Serrano, por eso hemos hablado con los profesores para que tengan paciencia y acepten los cargos de la mejor manera posible”, afirmó Ramírez. 

Asimismo, destacaron que no aceptarán las pruebas para las plazas de primaria que fueron aplazadas desde el año pasado, hasta no tener garantías de que serán diferenciales a las del resto del país para evitar impactos negativos.

Ola de renuncias

Pese a que para el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano junto a la secretaria de Educación Departamental, Laura Cáceres, se trata de una excelente noticia la reubicación, que brinda tranquilidad a los educadores, se esperarían algunas renuncias voluntarias debido al repentino cambio de trabajo y por ende de residencia. 

“De por si desde el año pasado por la pandemia en el departamento ya hemos tenido renuncias masivas que superan las 200, esto por la inestabilidad que deja el coronavirus con relación a la edad de los profesores. Ahora con este cambio pueden haber más renuncias”, señaló Hugo Cárdenas, fiscal de Asinort.

Recibe Boletines y Ofertas en tu Correo Electrónico
#Publicidad Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728