AQUÍ PUEDES ESCUCHAR ESTE ARTÍCULO

En entrevista con Noticias Caracol, John Mauricio Marín, hasta hoy presidente de Fiduprevisora, detalló las razones que lo llevaron a renunciar a su cargo. En sus declaraciones, Marín destacó que su salida se debe a “diferencias eminentemente técnicas” con el Consejo Directivo del FOMAG (Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio), presidido por el Ministerio de Educación y compuesto por el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Trabajo y dos delegados de Fecode.

Marín explicó que la Fiduprevisora ha sido responsable de la administración de un nuevo modelo de salud para los maestros. Este modelo, que comenzó a implementarse hace un mes, busca eliminar intermediaciones y corregir incentivos perversos en el sistema de salud.

Paneles Solares PANELES SOLARES

“El Consejo Directivo dio instrucciones fiduciarias diferentes para que la Fiduprevisora las instrumentalizara”, indicó Marín, subrayando que todas las acciones ejecutadas por la entidad fueron autorizadas por este consejo.

Desde diciembre, según Marín, surgieron diferencias técnicas significativas con la asistencia técnica del Ministerio de Salud. Estas discrepancias se centraron en recomendaciones que Fiduprevisora no compartía.

“Las diferencias eran eminentemente técnicas. Cuando hubo que alzar la mano, se alzó; cuando se tuvieron que trazar líneas rojas, se trazaron”, explicó Marín, refiriéndose a su postura firme frente a las directrices técnicas del Ministerio.

“La piedra en el zapato soy yo, dice Jhon Mauricio Marín

Durante la entrevista con Noticias Caracol, Marín dejó en claro que, a pesar de las insinuaciones de algunos sectores del Gobierno y de las críticas recibidas, la verdadera “piedra en el zapato” en su gestión fue él mismo y no el ministro de Salud, Alfonso Jaramillo, como se había especulado.

“La piedra en el zapato soy yo”, declaró tras aclarar que su renuncia fue el resultado de su firme postura técnica frente a las decisiones del Consejo Directivo del Fomag.

Marín explicó que todas las acciones de Fiduprevisora estaban debidamente documentadas y aprobadas por el Consejo Directivo, y que cualquier malestar surgido en el Ministerio de Salud o en otros componentes del gobierno se debió a la estricta adherencia de la entidad a criterios técnicos y legales. “Obviamente causó malestar en el asistente técnico y en algunos componentes del gobierno que no se siguieran algunas sugerencias, pero todo en el marco de un criterio eminentemente técnico”, afirmó Marín, defendiendo la independencia y profesionalismo de sus decisiones.

Además, Marín resaltó que su compromiso con los principios técnicos a menudo implicaba tomar decisiones difíciles y trazar líneas rojas. “Cuando hubo que alzar la mano, se alzó; cuando se tuvieron que trazar líneas rojas, se trazaron”, mencionó, destacando su disposición para confrontar situaciones complicadas en defensa de un manejo correcto y transparente de la Fiduprevisora.

El expresidente de Fiduprevisora también señaló que su renuncia es una muestra de su integridad y de su convicción en la importancia de la técnica en la administración pública. “Cuando uno construye y quiere construir una carrera técnica hay momentos en donde uno tiene que decir hasta aquí voy y yo soy el que estoy diciendo el obstáculo”, reflexionó Marín, manifestando que, al reconocer su propio rol como un impedimento para la implementación de decisiones que consideraba inadecuadas, decidió dar un paso al costado.

El incidente en la Comisión Sexta del Senado

Uno de los momentos críticos mencionados por Marín fue un debate en la Comisión Sexta del Senado. En esta ocasión, el Ministerio de Salud cuestionó públicamente las decisiones de Fiduprevisora, culpando a Marín de actuar unilateralmente.

“Todo lo implementado está votado, citado y debidamente aprobado por el Consejo Directivo en unanimidad en casi todas las actas”, aclaró Marín.

El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, y algunos componentes del Gobierno criticaron a Marín, cuestionaron su capacidad para manejar el nuevo modelo del Fomag. Ante estas críticas, Marín defendió su solvencia técnica, destacando su experiencia y formación profesional.

“Soy abogado, tengo siete posgrados y estoy terminando mi tercera maestría. He sido funcionario de los Gobiernos Santos, Duque y Petro. Por solvencia técnica no es”, aseguró Marín.

El problema del tarifario

Marín también abordó un problema clave en el nuevo modelo: el tarifario propuesto por el Ministerio de Salud. Este tarifario contenía precios que estaban por debajo del mercado, lo que causó rechazo por parte de las IPS (Instituciones Prestadoras de Salud).

“Procedimientos como una apendicectomía, que en el régimen general está en $2,800,000, aparecían en el tarifario en $1,500,000. Esto obviamente generó rechazo por parte de las IPS”, explicó Marín. Para resolver este problema, Fiduprevisora emitió una circular asegurando que los precios serían ajustados al mercado.

Futuro del modelo de salud

A pesar de las críticas y su renuncia, Marín sigue creyendo en la viabilidad del nuevo modelo de salud para los maestros. Sin embargo, enfatizó la necesidad de tiempo y de establecer controles financieros sólidos para garantizar su sostenibilidad.

“El modelo va a funcionar, pero necesita tiempo para terminar de construirse las capacidades técnicas de la fiduciaria y del Fomag”, concluyó Marín.

Recibe Infomación de este medio en tu Correo
FuenteBLU RADIO
Artículo anteriorMaestros piden convocar un paro
Artículo siguientePresidenta (e) de la Fiduprevisora también viene de Ferrocarriles de Colombia
@EstudiantilRed
César Asprilla Fundador y Director de la REEA, Magister en Gestión de las Tecnologías Educativas. Fans Page https://www.facebook.com/ceasmu1/ Contacto: +57 3006928728