#PublicidadEducativaReeaAntes de leer el artículo, creemos que sería bueno darle la mirada a esta información publicitaria. Toca la imagen o dale clic para más información
whatsapp

El Diario de Otún


Dicha forma de interacción hace parte de la diversidad lingüística que se expande en el mundo, en donde cada país lo hace de manera diferente basados en sus costumbres y características geográficas.

La lengua de señas colombiana ha tenido un proceso muy importante, pues es a través de esta es como las personas (especialmente los sordos profundos) encuentran la posibilidad de comunicarse con sus pares.

“En un contexto educativo, las leyes le están garantizando a las personas con discapacidad auditiva, poder interactuar con sus compañeros oyentes en el aula de clases, esto se está logrando a través de la figura y un modelo lingüístico (promotor de la lengua de señas) y el intérprete, quien es el mediador o puente comunicativo entre la lengua oral y la de señas”, dijo Ricardo Valencia López, intérprete oficial de la lengua de señas colombiana y egresado de la Escuela La Palabra a El Diario.

¿Cómo está Pereira?

Según el registro de localización y caracterización de personas con discapacidad, en el departamento al 2015 habían 3200 personas sordas, en donde la mayoría se encuentra concentrada en el casco urbano de Pereira. Y lastimosamente, no todos los sordos de la ciudad son usuarios de la lengua de señas y esto se debe a dos situaciones:

“Están los sordos clínicos, que son aquellas personas que tuvieron una pérdida auditiva y quedan reconocidos como sordos y están aquellos que crecieron en el aula a través de dicha lengua”, dijo Valencia.

Así pues, dicha situación genera que esta forma de comunicación tenga pocos usuarios y que además la forma de tener contacto o interactuar con los oyentes sea más difícil, pues la mayoría de veces el sordo estrictamente necesita de una persona que asuma funciones de mediador comunicativo para poder darse a entender.

Dato

La Ley Estatutaria 1618 de 2013 establece disposiciones para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad y propone una serie de medidas para que cuenten con igualdad de condiciones con las demás personas.

Invención de códigos

Además, hay un gran problema sobre la forma en que los sordos aprenden a comunicarse, pues lastimosamente muchos padres no saben ni asumen estudiar esta lengua para poder entenderse con sus hijos, entonces muchos crean códigos y otras formas de comunicación alejados de cómo es en realidad.
“Sucede que al interior de las estructuras familiares donde hay hijos con discapacidad, desarrollan un sistema de comunicación muy artesanal pero aislado de las configuraciones manuales correctas”, puntualizó el intérprete de lengua de señas.

Escuela La Palabra

Esta institución educativa de carácter oficial, se fundó en 1988 por el Instituto de Audiología. Sus inicios fue como centro educativo privado y en el año 2002 fue oficializada por la Gobernación. Su misión es la creación de comunidad educativa señante que facilite la inclusión de los niños, niñas y adolescentes oyentes y en situación de discapacidad auditiva a través de un proyecto de educación formal innovador que rescata la lengua de señas colombiana, como vehículo de comunicación y la coloca al servicio de la sociedad.

“Aquí atendemos a toda la población en situación de discapacidad auditiva de la región, además tenemos estudiantes con otras discapacidades y están quienes no cuentan con ninguna” precisó Gloria Stella Vélez Ramírez, rectora de la escuela. En total, son aproximadamente 30 estudiantes sordas y 74 con otras discapacidades.

Finalmente, el centro educativo busca ser un espacio respetuoso de las diferencias y busca transformar los imaginarios colectivos para facilitar la inclusión y la equidad.

Trabajo con los padres de familia

Lastimosamente, son muchos los padres de familia, los que no saben la lengua de señas colombianas, lo que genera problemas cuando intentan comunicarse con su hijo. Aunque la Escuela La Palabra brinda clases los días sábados, los padres no asisten y si lo hacen dejan de ir.
“Buscamos que el padre de familia se comprometa y sea eje central dentro del proceso educativo porque es incoherente que no puedan darse a entender con su hijo sordo, y son muchos los casos los que se presentan en la ciudad”, indicó Adriana Raigoza, docente de apoyo de la Escuela La Palabra.
Pese a esta situación, la institución seguirá trabajando fuertemente en educar a la comunidad en general en este tipo de comunicación, y esperan que con la llegada del personal del grupo ‘Progresa’ de la Secretaría de Educación de Pereira se fortalezcan.

CONTINUE LEYENDO…

Descarga la App Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728 Descarga la App de la Emisora Reea en tu móvil y manténgase informado. APP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.