Aquí puede escuchar esta Noticia

Por: JUAN JOSÉ GARCIA C  / jjgarcia43@yahoo.com

Todos los procesos generales y personalizados de aprendizaje-enseñanza, que se difunden a las personas, el arte de vivir de la mejor manera, se llaman educación. El objetivo de la capacitación es, cambiar el comportamiento del individuo de manera deliberada y con un propósito de servir mejor a la sociedad, haciendo siempre el bien. Los estudios muestran que el 70% del desarrollo de la personalidad de los niños, está en el rango de 0 a 6 años. De ahí, el amor, la paciencia, la comprensión, la disciplina y el desapasionamiento, que deben tener los padres que, entre otras, poco tiempo dedican a sus hijos. El celular, le ganó a la imposición del género y ha separado a las familias. No dejo de admirar a los profesores. ¿Cómo hacen para enseñar con tantas trabas, actitud agresiva, amenazadora e imponente de los alumnos y lo peor con el apoyo de sus padres, que reclaman a los maestros porque les exigen buen comportamiento a los muchachos?  

Tristemente puedo observar, que la nueva generación de padres, están haciendo de sus hijos unos inválidos; no reciben sol, no tienen ninguna actividad física, no tiene trato social con los amigos. ¿Cómo van a formar el carácter, la tolerancia, conocer el valor de la amistad, la frustración, el coraje, el brío, y su fuerza de voluntad, si no tienen contacto ni amigos, fuera del celular? Darle y facilitarle todo a los hijos, es trocarlos en inútiles. Los muchachos, deben tener la oportunidad de poner en práctica los valores que se les enseñan, como ética y la moral y el buen ejemplo que deben reciben de sus padres.



La juventud, hoy día requiere de padres que no sean complacientes. No de padres que, al menor berrinche, les compran todo a los hijos que exigen marca de su vestuario y sus juguetes e implementos. Los jóvenes, hoy día, creen que valen por lo que tienen y usan y no por lo que son, de ahí su afán por usar prendas de marca. Antes de ver la belleza de una chica, le miran la camiseta, los zapatos o la marca del reloj, y si no es virgen mejor. Ellas observan que los chicos tengan, de igual manera, ropa de marca, y por supuesto, carro, tarjetas de crédito y que hablen como gomelos.

 Se necesitan padres comprometidos con la buena formación de los hijos, que tengan fortaleza y sepan imponer la disciplina, por dolorosa que ésta sea, no me refiero al castigo físico, sino a alguna prohibición. Siempre recuerdo el dicho: La violencia es usencia de la inteligencia. Los verdaderos padres, deben tener el carácter suficiente para decir no a sus hijos. Pero el libre desarrollo de la personalidad ha infundido en los jóvenes, que tan sólo tienen derechos, pero no les enseñaron sus deberes. Es muy importante, dar a conocer a las niñas el valor y la trascendencia de sus actos; las relaciones sexuales a temprana edad requieren de una gran responsabilidad y una enseñanza insoslayable de parte de los padres. Los padres, deben mostrar el amor a sus hijos, con dedicación, corrección y guía permanentes y exigir mucha disciplina.

 Hoy día, la sociedad, guiada por la moda y el libre desarrollo de la personalidad, se impuso y ha roto esos valores y busca lo opuesto y antónimo de lo bueno y hermoso. Prima hoy, lo sucio, feo y perturbador que tienen gran cotización, precio y estimación, apoyados y estimulados mediáticamente. Los medios, buscan el dinero y han renunciado a todos los principios anotados. Desafortunadamente, hoy vivimos “La cultura de la corrupción” como decía el señor expresidente Carlos Lleras Restrepo.

Leemos en las Escrituras: (Malaquías 3:15) «Por eso ahora llamamos bienaventurados a los soberbios. No sólo prosperan los que hacen el mal, sino que también ponen a prueba a Dios y escapan impunes.  (Isaías 5:20) ¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!

Hoy día ocurren tantos sucesos, como si se estuviera cumpliendo lo anunciado por Elías. La pederastia, el aborto en cualquier período de gestación, la corrupción gubernamental y política, el crimen, los asesinatos, el egoísmo, el egocentrismo, la mala educación, el irrespeto, el mal gusto, el uso frecuente de palabras cortadas como veci, por fa, la bici, y la odiosa muletilla marica, la moda cantinflesca y ropa rota, el pelo desgreñado, la vulgaridad, la calumnia, el cine horripilante, la TV, la injuria, la protesta violenta y criminal y el homosexualismo, se impusieron y están de moda. Hoy día priman la superficialidad, la frivolidad, la banalidad y la trivialidad. Preocupante, que Fecode dejó de enseñar para adoctrinar a las nuevas juventudes, infundiéndoles el socialismo, el odio hacia los ricos, los E. U. y la fuerza pública.

Todo este desorden, ha contribuido a una guerra cultural silenciosa, perniciosa y dañina, que lleva a cabo, hace rato la izquierda. Han impuesto el maniqueísmo. Nunca nuestra democracia había estado tan en el filo de la navaja como ahora. Una democracia no puede tener como bases la inmoralidad. La juventud anda desorientada. ¿Increíble que uno llegue a escuchar, cuando un padre le exige lo más mínimo en el hogar o en la escuela a los hijos, lejos de ser agradecidos te contestan, con desfachatez: yo no pedí nacer, ¿Es tu obligación mantenerme o quien le manda andar de caliente?

Por supuesto, la estrella polar de todo ese universo de delirio psicodélico progresista fue la “igualdad social”, o el supuesto y falso lema de “Colombia Humana” lema de un bandido exguerrillero, el más aberrante de todos los conceptos enarbolados por el progresismo. Y una vez más en la historia, los jóvenes acaban siendo los tontos más útiles de la izquierda y la carne de cañón de sus revoluciones.

Necesariamente los padres tienen que preguntarse: ¿Cómo eduqué o estoy educando a mis hijos? ¿Qué valores inculco o inculqué a mis hijos?

Ama a Dios, ama a tu patria y lucha por tu familia, que son los mayores bienes que uno posee.

Compartir este artículo
Descarga la App Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728 Descarga la App de la Emisora Reea en tu móvil y manténgase informado. APP
Suscríbete al Boletín InformativoReciba noticias en su correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.