Listen to this article

Melba Ligia Pedraza es profesora de música y, pese a su discapacidad visual, lleva 20 años enseñándole a varias generaciones que los sueños sí se hacen realidad.

Desde muy temprano, Melba Ligia llega al colegio en el que trabaja hace cinco años. Todos los días, como si fuera el primero, revisa cada detalle y cada material, pues quiere tener todo listo para recibir a sus estudiantes en la clase de Educación Artística.

Melba es la única profesora en condición de discapacidad visual del Instituto Empresarial Gabriela Mistral de Floridablanca, municipio del departamento de Santander. «Este colegio lo amo mucho, porque es un colegio en el que hice parte de mi primaria», dice.

Las primeras palabras no son para realizarles pruebas de conocimiento o explicarles lo que van a aprender, son palabras llenas de amor. 

“Ella siempre se da cuenta de todo, si comemos, si hablamos y desde dónde hablamos, del rincón, del frente o al lado de ella. Ella es muy exigente», afirma Carol Peña, estudiante de Melba Ligia.

Para sus estudiantes, Melba es un gran ejemplo, pues, como dice Carol, “ella no puede ver y cumplió los sueños de ser profesora» y eso motiva a “cumplir los sueños de uno”.

Y para sus compañeros y jefes, Melba es una mujer de admirar.

“A mí me dejaba descrestado, porque me enseñó cómo, a través del tacto, podía determinar el color de los colores. Ella puede determinar la diferencia de los colores, cuáles son los más suaves, más cálidos», afirma Rodolfo Blanco, rector del Instituto Gabriela Mistral.

Esta mujer oriunda de Los Santos, Santander, asegura que, aunque perdió la vista, la visión para enseñarles a las nuevas generaciones a soñar sigue intacta.

«Unos pupitres, cuando están vacíos, pues no son nada, pero, cuando están llenos de niños, me dan alegría, ganas de hacer las cosas y ser mejor. Quiero ser transformadora en la vida de muchas personas«, comenta la docente.

Melba hace parte de una familia de 14 hermanos, nueve de los cuales presentan una condición de discapacidad visual.

«El doctor me decía que, en mil personas, una se presentaba con el problema de retinosis pigmentosa, que es lo que tenemos. A mi mamá le tocaron nueve hijos”, sostiene Blanca Lizeth Pedraza, hermana de Melba.

«Para mí es una bendición tenerlas a ellas como hermanas, son talentosas, son seres maravillosos», agrega, por su parte, Martha Pedraza.

Sin embargo, esta condición no pudo limitar los sueños de la familia de Melba.  Varios de ellos desarrollaron sus talentos en la música. 

«Mi papá cultivó siempre eso en nosotros, como la música, y mis hermanos mayores, Manuelito y Jaime, también son músicos empíricos«, señala Melba Ligia.

«Nosotras somos muy bendecidas por la gente, se acercan y nos dicen que cantamos lindo, como ángeles», asegura Nancy Yaneth Pedraza, otra de las hermanas de Melba.

«Ha sido para nosotras tres una unión muy grande, porque, a pesar de que con todos los hermanos nos queremos mucho, nosotras somos muy unidas«, puntualiza Blanca Lizeth.

Cantan, conversan, recuerdan, ríen y sueñan, siempre juntas, y la música es uno de los tantos lazos que las unen. Melba toca el teclado y marca el ritmo para cada una de las canciones que ensayan y con las que cautivan.

Melba Ligia sostiene que esto es el resultado de “tener claro lo que uno quiere ser en la vida, tenerlo muy claro». Considera que nació con una virtud especial y su condición visual se convirtió en una gran oportunidad para aprender todo el tiempo.

«Siempre, desde que uno tenga vida, hay que aprender. Cuando uno deja de aprender, ese día ese uno se muere”, Melba Ligia, quien confiesa que montar bicicleta es aún una asignatura pendiente.

No obstante, con cada pedalazo, esta mujer reafirma esa disciplina inquebrantable. Cada ocho días sale a practicar, con Guillermo Prada Peña, un amigo de la familia.

«Melba es una tenaz, porque se le mide a todo. No hay obstáculos para ella. Uno, teniendo los cinco sentidos, se siente menos», dice el hombre

Talentosa, disciplinada y apasionada, así es Melba, quien día a día se esfuerza para demostrarle al mundo que las limitaciones solo están en la mente.

Descarga la App Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728 Descarga la App de la Emisora Reea en tu móvil y manténgase informado. APP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.