Listen to this article

En la medida en que el país va conociendo a sus nuevos alcaldes, se consolida la idea de que el pasado domingo 27 de octubre, las elecciones regionales cambiaron a Colombia. Una mujer de origen humilde, hija de una maestra triunfa en Bogotá, un hombre de tracción popular vence en Cali y un joven cuya única herencia que recibió de su madre fue su pobreza, honestidad y trabajo, fue elegido alcalde de Medellín. Se llama Daniel Quintero y desde el primero de enero del 2020 será el nuevo gobernante de la capital antioqueña.

Quintero nació en Campo Valdés, un barrio popular al norte de Medellín  y pasó muchos años de su juventud luchando por su supervivencia como vendedor ambulante y mensajero.

Desde los 12 años empezó a programar software con un computador que le regalaron a él y a sus hermanos para evitar las calles. A los 14 años entró a la Universidad Nacional en Medellín pero tuvo que retirarse cuando su mamá murió de un infarto y el hambre apareció.

“Me tocó conocer mucho de la violencia de los años ochenta y noventa en Medellín, fue un periodo duro (…) Yo tenía 14 años cuando mi madre murió de un infarto, quedé con mis dos hermanos; el menor de 13 y el mayor de 17 que se retiró para que yo pudiera seguir estudiando, pero no le fue bien”, dijo Quintero en una entrevista al programa Pregunta Yamid del Sistema Informativo del Canal 1.

“Me iba caminando para la universidad y recuerdo que como no tenía que comer y había cosecha de mangos, yo los recogía y me los comía. Pero una día se acabaron los mangos y literalmente por hambre me tocó retirarme de la universidad”, agregó el nuevo alcalde de Medellín en su relato.

Su peor momento fue el hambre, recuerda con la voz temblorosa que a veces pasaba hasta dos y tres días sin comer nada. Por eso se muestra tan afectado cuando sabe que hay niños menores de cinco años que tienen desnutrición crónica y que no están comiendo bien.

Para vencer tantos años de vicisitudes y pobreza, Quintero se dispuso a vender dulces en el centro de la ciudad y en los buses.

“Un año después de retirarme de la universidad, me volví a presentar y pasé pero no pude pagar la matrícula para entrar, y yo creo que ese fue el momento que hoy me tiene aquí, es como si me hubieran partido, como si me hubieran roto y me hubieran dicho ‘usted no sirve, hágase a un lado’, y fue el momento en que me dije que esto tenía que ser diferente”, sostuvo.

Así las cosas, Quintero contó que se empezó a colar en las clases a la universidad, “a estudiar sin estar matriculado, no me lo valían, pero yo decía; ‘así me toque así’. Fueron momentos duros de verdad”, agregó.

Quintero contó que los porteros lo dejaban pasar regalándoles postres de piña, algo para lo que se orgullosamente dice ser muy bueno. Incluso dice que los profesores lo veían y no le decían nada, solo lo añadían en la lista.

También hacía mandados e incluso fue “escolta” de camiones de carga. Se ríe al recordar que junto a un amigo cuidaba los camiones pero siempre pensó en salir corriendo cuando vinieran a robar.

El semestre siguiente logró entrar, otra vez, con un puntaje excepcional y siguió sus estudios de ingeniería electrónica.


Mientras estudiada daba clases de matemáticas y física a algunos de sus compañeros y seguía “rebuscándose” para subsistir. Después de graduarse fundó una empresa de software, se especializó en finanzas en Los Andes, estudió administración de finanzas públicas en Harvard Kennedy School of Government y alcanzó el título de MBA de Boston University.

Ha trabajado como director de la Fundación Piensa Verde y fue fundador del Partido del Tomate, también fue gerente de Innpulsa, viceministro de Tecnologías de la Información, Viceministro de Economía Digital y asesor de la campaña de Humberto de la Calle a la presidencia (2018).

Daniel Quintero es un vivo ejemplo de que no importa cuántas sean las adversidades, se puede salir adelante y cambiar una sociedad para bien.

Sobre su aspiración a la alcaldía, Quintero reconoció que al principio no estaba pensando en aspirar a la Alcaldía de Medellín. “Empecé a recibir muchos mensajes donde la gente me decía que aspirara, que querían a alguien con carácter y joven en el cargo. Al principio no me la creía, y luego apareció una encuesta y me incluyeron y estaba bien ranqueado entonces saque un video y se volvió viral”, afirmó.

Este hombre de 39 años, vivió una vida como la de cerca del 90 % de colombianos que tuvimos el privilegio de tener que hacer que las cosas pasen, levantarnos a pulso y con determinación.

Descarga la App Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728 Descarga la App de la Emisora Reea en tu móvil y manténgase informado. APP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.