Escuche este artículo aquí

A una pena de tres años de prisión fue condenado Ramiro Perdomo Rivera, quien por cerca de 14 años se hizo pasar como profesor de ingeniería electrónica en la Universidad Surcolombiana de Neiva, tras haber presentado documentación fraudulenta que lo acreditaba como tal. El falso docente hasta logró pensionarse.

La condena fue impuesta por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Neiva (Huila), luego de que la Fiscalía demostrara su actuar ilícito. Mediante preacuerdo, el investigado admitió su responsabilidad en el delito de fraude procesal.

Por otra parte, en lo que respecta a la presunta comisión del delito de falsedad material en documento público, el ente acusador no pudo proceder penalmente, teniendo en cuenta que los hechos ocurrieron desde el 15 de abril del año 1999 hasta el 27 de agosto del año 2013, por lo que este prescribió.

La investigación se inició tras la denuncia del director administrativo de control disciplinario interno del claustro universitario, quien adjuntó la compulsa de copias de la actuación disciplinaria para la investigación por el delito falsedad material en documento público, en la que pudo incurrir Perdomo Rivera, por usar documentos falsos para obtener el nombramiento, la posesión y permanencia en la universidad como profesor de tiempo completo, adscrito al programa de Ingeniería Electrónica de la Facultad de Ingeniería.

Los documentos presentados para obtener el cargo fueron: el diploma como ingeniero electrónico de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Bogotá y tarjeta profesional del Consejo de Ingeniería Eléctrica Mecánica, donde lo certificaban como ingeniero electrónico.

Al ser llamado a descargos por parte de las directivas de la Universidad Surcolombiana, aceptó toda la responsabilidad, lo mismo que hizo el 26 de febrero de este año ante la Fiscalía.

Además, el falso docente consiguió con documentación adulterada pensionarse, por lo que el ente judicial compulsó copias para que sea investigado por fraude al sistema de pensiones. La sentencia es de primera instancia y sobre ella proceden los recursos de ley.

“Ahora somos muy rigurosos”

Pablo Emilio Bahamón Cerquera rector encargado de la Universidad Surcolombiana aseguró, que casos como este, en los que docentes presentan documentos falsos o con irregularidades para ingresar a ejercer a una universidad, ocurren en varias instituciones de educación superior y que la Usco no está exenta, “esos casos se han presentado dentro de esta institución y en cualquier otra universidad, porque no hay un control exigente frente al tema, ahora somos muy rigurosos con el ingreso de los maestros para evitar este tipo de problemas, la orientación a la Vicerrectoría Académica y a la Comisión de Selección y Evaluación, es ser muy exigentes”, expresó Bahamón.

El funcionario agregó, que en los últimos tres años no han sucedido casos de tal gravedad en la Usco, pero sí han habido otro tipo de irregularidades en lo que se refiere a la falta de homologación de algunos títulos que presentan los docentes para ingresar a la universidad, “se han presentado casos pero no tan graves como este, por ejemplo, han sucedido situaciones donde los maestros realizan estudios en el extranjero y no los homologan ante el Ministerio de Educación Nacional, y aquí hay unos términos de tiempo que los docentes debe cumplir”, enfatizó el rector.

Bahamón Cerquera además explicó, que el proceso para ingresar a la Universidad Surcolombiana como docente es muy riguroso, ya sea para vincularse como profesor catedrático, ocasional o de planta.  Según el rector, lo primero que hace el maestro que aspira entrar a la Usco, es acceder a una convocatoria abierta donde inscribe el perfil y presenta la hoja de vida sustentada con títulos, experiencia y producción intelectual; posteriormente, si logra llenar el perfil, el aspirante es convocado a una sustentación en la cual debe presentar un ensayo o investigación.

Enseguida, “una vez superado el proceso de sustentación donde el docente debe sacar mínimo 45 puntos, continua la verificación de la hoja de vida, si hay alguna sospecha de la misma, se manda a constatar a la fuente primaria, por ejemplo, si es por un diploma o título, la Universidad solicita a la institución que otorgó estos documentos establecer su veracidad, después de realizarse la suma entre la hoja de vida y la sustentación, el maestro que saca más de 70 puntos entra al banco de docentes, que puede ser catedrático, ocasional o de planta”, finalizó el rector.

Por su parte, Yamid Sanabria, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior Universitario de la Usco, se refirió al caso del docente Ramiro Perdomo Rivera, como un “hecho desagradable” que pone en tela de juicio la credibilidad de la Universidad y que llama a los estudiantes que hacen parte de los Comités de Currículos y Concejos de Facultad, a hacer mayor seguimiento en el proceso de ingreso de los docentes.

“Los estudiantes deberíamos hacer un control real, una veeduría para que los profesores que ingresan a ejercer a la Usco lo hagan por méritos y con títulos claros, porque esta noticia que involucra a un docente de nuestra Universidad en un suceso irregular, es un hecho desagradable que le resta prestigio y contundencia a las capacidad de tener una academia que genere impacto en la región”, aseguró el joven.

“Él era buen profesor”

Juan David Vargas Silva es estudiante de ingeniería electrónica de la Usco y coordinador del semillero Robótica Educativa de la misma institución, el joven que recibió clases del docente Ramiro Perdomo Rivera, lo califica como “un buen profesor”.

“El ingeniero Ramiro Perdomo dictaba las asignaturas, Electrónica Análoga L1 y L2. Yo ingresé a la Universidad Surcolombiana en el primer semestre del 2012 y vi clases con él en el año 2013, el siguiente semestre el profesor ya no estaba ejerciendo, se desconocía la razón, tiempo después nos enteramos de lo ocurrido, que terminó materias en la Universidad Distrital pero nunca se graduó”, expresó el joven.

Para Juan David, el docente Ramiro Perdomo “era buen pedagogo, no utilizaba libros ni anotaba, todo lo tenía en la cabeza, él fue parte de los ingenieros que fundaron el programa de Ingeniería Electrónica en la Usco, lamento que esa acción no solo lo afecte al él sino que además, perjudique la imagen de la Universidad”, culminó Vargas Silva.

En la misma línea se refirió, Fernando Augusto España Cano ingeniero electrónico egresado de la Universidad Surcolombiana, el profesional manifestó haber recibido con sorpresa la noticia, de que quien fue uno de los docentes más respetados en su clase, deberá pagar tres años de prisión por la presunta comisión del delito de falsedad material en documento público.

“Recibí clases de Ramiro Perdomo, específicamente Electrónica Análoga 1, 2 y 3, esas eran las asignaturas que en mi época llamaban el ‘coco’ de la carrera, aprobar con  él era difícil, pero a pesar de que todos perdíamos los parciales, de alguna forma nos daba la oportunidad de recuperar, por lo que afortunadamente nunca reprobé en esa clase”, expresó el profesional.

Finalmente, el joven ingeniero manifestó que “recibí con mucha sorpresa la noticia que el profe debe pagar tres años de prisión por falsedad en documento, como docente era muy bueno, sabía mucho del área, a pesar de que no es ingeniero sabe más que un ingeniero”.

Descarga la App Si quieres tener contacto con el equipo de la Reea , simplemente marca 3217658342 / 3006928728 Descarga la App de la Emisora Reea en tu móvil y manténgase informado. APP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.